¿Qué dice Dios sobre el cuidado de mi cuerpo?

1 Corintios 6:12-20 Tal vez sea cierto lo que dicen: «Soy libre de hacer lo que quiera», pero no todo conviene. Aun si puedo hacer lo que quiera, no debo permitir que nada me domine. 13 También ustedes dicen: «La comida es para el estómago y el estómago para la comida, y Dios destruirá las dos cosas». Estoy de acuerdo, pero el cuerpo no es para cometer pecados sexuales, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo. 14 Dios resucitará nuestro cuerpo con el mismo poder que resucitó al Señor.15 Recuerden que su cuerpo forma parte de Cristo.¿Está bien tomar lo que es parte de Cristo y hacerlo parte de una prostituta? ¡Claro que no!16 ¿O es que no saben que el que se une con una prostituta se hace un solo cuerpo con ella? Porque la Escritura dice: «Los dos serán un solo ser». 17 El que se une con el Señor, se vuelve un solo espíritu con él.18 Así que, huyan de los pecados sexuales.Ustedes también dicen, «Ningún pecado que el ser humano pueda cometer tiene que ver con el cuerpo físico». Sin embargo yo digo que el que comete inmoralidad sexual peca contra su propio cuerpo.19 ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo? Ustedes han recibido al Espíritu de Dios y habita en ustedes. Entonces, ustedes no son dueños de su cuerpo, 20 porque Dios los ha comprado por un precio. Así que, con su cuerpo, honren a Dios. PDPT

  • 75,000.000 de personas, (1 de cada 3) en EE UU padece de presión alta.
  • En la población de habla hispana el promedio de diabetes es del 16 al 26 por ciento.
  • El sobrepeso en niños de habla hispana es del 39.3 % y  la obesidad es del 23%.
  • El sobrepeso en adolescentes hispanos es del 43.8 % y la obesidad es del 23.4%.
  • El promedio entre los latinos que sufre ataques cardíacos es del 22.7 % .
A Dios le importa que tengamos buena salud por varias razones:
  1. Dios espera que yo administre bien mi cuerpo.
    • (12-13a) “Todo se me permite pero no todo es beneficioso. Además NO me dejaré dominar por nada. La comida es para el estómago y el estómago para la comida, pero a ambos destruirá Dios.
  2. Mi cuerpo y mi espíritu son propiedad de Dios. (13b, 15-16; 18  y 20).
    • Jesús compró mi cuerpo en la cruz.
    • Romanos 12: 1 Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios.
    • 1 Tesalonicenses 4: 3 “La voluntad de Dios es que sean santificados, que se APARTEN de la inmoralidad sexual”.
    • Hebreos 13: 4 Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y fornicarios.
  3. Mi cuerpo será resucitado después de morir. (14)
    • Juan 5:29  …y resucitarán. Los que hicieron el bien resucitarán para gozar de la vida eterna, y los que continuaron en su maldad resucitarán para sufrir el juicio.
    • Errores que cometemos con nuestro cuerpo:
      • Confiamos en el poder de nuestra propia voluntad.
      • Tenemos una motivación equivocada.
        • Todo lo que hagamos con nuestro cuerpo debe ser un acto de adoración a Dios.
        • Tratamos de cambiar algo por nosotros mismos sin ayuda de nadie.
  4. Mi cuerpo está conectado al cuerpo de Cristo.
    • (15ª y  18 ) “¿No saben que sus cuerpos son miembros del cuerpo de Cristo? Huid de la inmoralidad sexual
  5. El Espíritu Santo de Dios vive en mi cuerpo. (19)
    • ¿Qué hacer para cuidar mi cuerpo y rendirle buenas cuentas a Dios?
      • Entender que cuidar mi cuerpo es un acto de adoración a Dios.
        • Salmo 119: 73 Con tus manos me creaste, me diste forma. Dame entendimiento para aprender tus mandamientos.
      • Obedecer sus instrucciones para vivir más y mejor.
        • Deuteronomio 32: 47 No son palabras vacías; ¡son tu vida! Si las obedeces, disfrutarás de muchos años en la tierra que poseerás al cruzar el río Jordán.
      • Recordar que Jesús cuidó su cuerpo humano al máximo.
        • Juan 4: 3  4:43  4:46  4:47  4:51  5:1   6:1
        • Lucas 2:52  Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en el favor de Dios y de toda la gente.
    • ¿Qué puedo y debo hacer para cuidar mi cuerpo que es un regalo temporal de Dios?
      • Tener una dieta alimenticia balanceada.
      • Tomar mucha agua.
      • Hacer ejercicio regularmente y menos TV.
      • No fumar, no consumir bebidas alcohólicas o drogas.
      • Dormir lo suficiente.
      • No preocuparse ni enojarse en exceso.
      • No trabajar en exceso.
      • No guardar envidia, rencor, resentimiento. Saber perdonar.
      • Pedir la guía y fortaleza del Espíritu Santo de Dios. Él está aquí.