Si ya está adentro de la barca

Lucas 8:22-25 22 Un día subió Jesús con sus discípulos a una barca. —Crucemos al otro lado del lago —les dijo. Así que partieron, 23 y mientras navegaban, él se durmió. Entonces se desató una tormenta sobre el lago, de modo que la barca comenzó a inundarse y corrían gran peligro.24 Los discípulos fueron a despertarlo.—¡Maestro, Maestro, nos vamos a ahogar! —gritaron. Él se levantó y reprendió al viento y a las olas; la tormenta se apaciguó y todo quedó tranquilo. 25 —¿Dónde está la fe de ustedes? —les dijo a sus discípulos. Con temor y asombro ellos se decían unos a otros: «¿Quién es este, que manda aun a los vientos y al agua, y le obedecen?»

Seguridades de la Biblia para quienes ya están o estamos adentro de la barca de Jesús:
  1. Todos los creyentes somos miembros del núcleo especial de Jesús. (v.22 “…entró con sus discipulos”)
    • Jesús ha sido y es amigo de todos los que le siguen, sin distinción de personas.
    • Jesús nos ama con nuestros defectos y virtudes y nos escogió desde antes de la fundación del mundo.
  2. Con Jesús, atravesaremos “tempestades y mares de problemas”.
    • El mar tipifica la vida y sus mútitudes no organizadas.
    • Es bueno y sabio orar juntos antes de que llegue una “tempestad” a nuestra vida.
  3. Las situaciones angustiosas nos llegarán a todos los creyentes. (23)
    • Una característica de la tempestad de viento es que no se ve.
    • Jesús sabía y sabe, que la fe de un cristiano, se fortalece después de atravesar una tormenta. (25)
  4. No se salga de “la barca” aunque sienta que las olas la hunden. (23)
    • Cuando la “tormenta” llegue a nuestras vidas, levantémonos y busquemos lo alto con nuestra fe en Dios.
    • Aunque sienta que se hunde, no se salga de “la barca”:
      • La barca podría ser su hogar,su trabajo,su iglesia.
      • Todo cristiano debe revisar su vida. Jesús “puede dormirse” por algún pecado.
      • Aunque sienta que se hunde, mantenga sus actividades diarias sin cambio.
      • En el evangelio, no hay salida, no hay marcha de retroceso.
    • Hebreos 10:39 Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que creen para salvación del alma.
    • Lucas 9:62 Pero Jesús le dijo: Nadie, que después de poner la mano en el arado mira atrás, es apto para el reino de Dios.
  5. Jesús siempre está atento a nuestras angustias para aryudarnos.(24)
    • Vayamos a Jesús, juntos como un bloque.
    • Contémosle el problema y adorémosle.
    • Jesús contestará nuestros gritos de auxilio. (24b).
  6. Su barca (su alma) NO se hundirá porque es valiosísima para Jesús.
El es el Camino, la vida, el agua que sacia la sed, el pan de vida. El es Jesús, el Hijo de Dios.