¿Qué hacer con las heridas que no se ven?

1 Pedro 4:1-11

La Biblia nos proporciona pasos para tratar con las heridas escondidas:
  1. Perdonar a quien le causó la herida.
    • esa misma actitud que hubo en Cristo Jesús” (v.1)
    • Ningun ser humano merece perdón. Todos caemos, todos pecamos en mayor o menor medida.
    • Por Su gracia, Dios nos da lo que NO merecemos: el perdón de todos nuestros pecados.
    • Por Su misericordia, Dios NO nos da lo que merecemos por nuestros pecados: el castigo eterno.
    • Hay, por lo menos, 3 razones por las cuales necesita perdonar a quien le dañó.
      • Porque Dios ya le perdonó a usted.
      • Porque ud. y yo necesitaremos ser perdonados otra vez en el futuro.
      • Porque el dolor NUNCA sanará sino aprende a perdonar.
  2. Enfocar nuestra atención hacia Dios.
    • I Pedro 4:2 para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas, sino cumpliendo la voluntad de Dios. NVI
    • Hay que enfocarse en el  Sanador, no en quien hirió ni en la herida. Dios puede usar su dolor para algo positivo.
      • I Pedro 2:23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente; quien llevó.Salmo 56:8  Llevas la cuenta de mis angustias. Has recogido todas mis lágrimas y las has guardado en un frasco. Has anotado cada una de ellas en tu libro. NBV
      • Romanos 15:13 Hermanos míos, mi deseo es que el Dios que les concedió esperanza los inunde siempre de felicidad y paz al creer en é.Y le pido a Dios que los haga rebosar de esperanza por el poder del Espíritu Santo.
    • No quedarse encerrado (a) en casa quejándose.
    • No faltando a los cultos de la iglesia ni a casas de oración.
    • Orando, clamando a Dios por su estado de ánimo.
    • Leyendo diariamente la Palabra.
    • Cantando y oyendo música cristiana.
    • Buscando en qué servir al pueblo de Dios y a Dios.
  3. Enfrentar el futuro con fe y , firmeza y actitud positiva. v.(4-9)
    • Valentía es seguir adelante, luchando, sin rendirse, aunque haya temor.
      • Salmo 34:17 Los justos claman, y el Señor los oye; los libra de todas sus angustias.
    • Buscar una relación de apoyo.
      • Eclesiastés 4:9-10 Más valen dos que uno, pues mayor provecho obtienen de su trabajo.10 Y si uno de ellos cae, el otro lo levanta. ¡Pero ay del que cae estando solo, pues no habrá quien lo levante! DHHHebreos 10:25  No dejemos de reunirnos, como algunos acostumbran hacer, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón cuando vemos que aquel día se acerca.
 Venga a Jesús con su dolor y heridas ocultas. Él le consolará y le hará descansar.