Evitando ser iniciadores de un incendio

Santiago 3:5-6 Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! 6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.

La Biblia reconoce que, aun siendo cristianos, es difícil controlar la lengua.

(v.5) Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!

Observaciones de la Biblia sobre el poder de la lengua y lo que decimos:
  1. Las palabras tienen un poder devastador.
    • La Biblia enseña que Dios habló y creó el universo por el poder de Su Palabra.
      • Hebreos 11:3 Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve. NVI
    • El ser humano es el único entre todas las criaturas de la tierra que tiene la habilidad de comunicarse a través de la palabra hablada.
    • Hay poder en las palabras para sanar heridas o hacerlas sangrar más.
      • Proverbios 18:21 Lo que uno habla determina la vida y la muerte; que se atengan a las consecuencias los que no miden sus palabras. PDPT
        • La vida y la muerte dependen de la lengua; los que hablan mucho sufrirán las consecuencias. DHH
        • La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos. RVA60
    • Las palabras tienen un impacto poderoso en las personas, sobre todo en los niños.
      • Un niño sufre de baja auto-estima si se le dice constantemente que es feo, tonto, inútil, etc.
    • Jesús espera que usemos nuestras palabras para edificar Su cuerpo, la iglesia y NO para destrozar.
  2. Las palabras son tan poderosas, que Dios nos pedirá cuentas por lo que digamos.
    • Mateo 12:36-37   Pero yo les digo que en el día del juicio todos tendrán que dar cuenta de toda palabra ociosa que hayan pronunciado. 3Porque por tus palabras se te absolverá, y por tus palabras se te condenará. DHH
  3. La inconsistencia en el uso de nuestras palabras.
    • Santiago 3:9-10  Con la lengua bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.10 De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.
    • Como cristianos, tratemos de no ser inconsistentes usando un lenguaje obsceno, grosero.
      • Efesios 4:29 Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan. NVI
    • Ser como Cristo significa que deberíamos hablar como Él y NO usar lenguaje sucio.
    • El vocabulario apestoso NO debería tener lugar en la vida de un cristiano.
      • Efesios 4:25  Por lo tanto, dejando la mentira, hable cada uno a su prójimo con la verdad, porque todos somos miembros de un mismo cuerpo. NVI
  4. La mentira, el chisme, o provocar disensión, división.
    • Proverbios 6:16-19  Hay seis cosas que el Señor aborrece, y hasta siete, que le son detestables: 17 los ojos altaneros, la lengua que miente, las manos que derraman sangre inocente,18el corazón que hace planes perversos, los pies que corren a hacer lo malo,19 el falso testigo que esparce mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.
    • Pidamos misericordia y ayuda de Dios para no ser hallados culpables de chisme y causar división entre hermanos con la lengua.
  5. Hacemos feliz a nuestro Padre Dios y le glorificamos con el uso adecuado de nuestras palabras.
    • 1 Pedro 4:11 ¿Has recibido el don de hablar en público? Entonces, habla como si Dios mismo estuviera hablando por medio de ti…
      • Así, cada cosa que hagan traerá gloria a Dios por medio de Jesucristo.   NTV
  6. Hacemos feliz a nuestro Padre Dios y le glorificamos cuando hablamos a otros de Jesús.
    • Cuando no hablamos de Jesús a las personas, estamos cerrando la puerta al cielo.
    • Es necesario usar el poder de nuestras palabras para compartir a Cristo con quienes necesitan salvación.
      • Santiago 3:11-12 ¿Acaso puede brotar de un mismo manantial agua dulce y agua amarga? 12 ¿Acaso una higuera puede dar aceitunas o una vid, higos? No, como tampoco puede uno sacar agua dulce de un manantial salado. NVI

Nuestras palabras NO son controladas por la lengua sino por algo más profundo, interno.

Mateo 12:34  Manada de víboras, ¿cómo pueden ustedes que son malos decir algo bueno? De la abundancia del corazón habla la boca. NVI

Si tenemos problema en controlar la lengua, necesitamos ver lo profundo de nuestro corazón y pedir perdón a Dios.