Una familia de éxito se construye con tres “D”

Malaquías 2:13-16 Pero ustedes aún hacen más: inundan de lágrimas el altar del Señor, y lloran con grandes lamentos porque el Señor ya no acepta con gusto sus ofrendas. 14¿Y aún preguntan ustedes por qué? Pues porque el Señor es testigo de que tú has faltado a la promesa que le hiciste a la mujer con quien te casaste cuando eras joven. ¡Era tu compañera, y tú le prometiste fidelidad! 15¿Acaso no es un mismo Dios el que ha hecho el cuerpo y el espíritu? ¿Y qué requiere ese Dios sino descendientes que le sean consagrados? ¡Cuiden ustedes, pues, de su propio espíritu, y no falten a la promesa que le hicieron a la esposa de su juventud! 16El Señor Dios de Israel, el todopoderoso, dice: ¡Cuiden, pues, de su propio espíritu, y no sean infieles; pues yo aborrezco al que se divorcia de su esposa y se mancha cometiendo esa maldad! VIDEO

  • 4 de cada 10 familias en EE UU con niños menores de 18 años viven en hogares con  madres solteras.
  • 6 de 10 hijos menores de 18 años vivirán en hogar con sólo el padre.
  • Seis cualidades comunes de familias consideradas exitosas:
    • compromiso hacia su familia
    • pasar tiempo juntos
    • buena comunicación
    • Expresar agradecimiento y valorarse uno a otro
    • compromiso espiritual
    • capacidad para resolver problemas en una crisis.
Cualidades que ayudan a sostener o/y mejorar un matrimonio, una familia:
  1. Diálogar diariamente.
    • Una buena comunicación es la marca sobresaliente de un matrimonio saludable.
    • Pasos para mejorar la comunicación entre esposos:
      • Designar tiempo y lugar para hablar.
        • Expresiones que deben usarse en la conversación entre esposos:
          • “Me equivoqué, lo siento, no sé, necesito ayuda”. Si cometió un error admítalo y, si usted tiene la razón, cállese.
          • Tener creatividad en los tópicos de su conversación.
            • Efesios 4:29 No digan malas palabras, sino sólo palabras buenas que edifiquen la comunidad y traigan beneficios a quienes las escuchen.
      • La esposa necesita un esposo con oídos atentos cuando conversen.
      • La mayoría de veces, la esposa desea los brazos cariñosos no la boca del esposo.
      • Todos los miembros en un hogar necesitan un cumplido, un reconocimiento.
      • La mujer sabia sabe cómo “masajear” el ego de su esposo.
      • La mujer en el hogar debe buscar e insistir en ver lo positivo de su esposo y decírselo.
  2. Darse diariamente tiempo el uno al otro.
    • El propósito principal de una cita (“date”) es pasar tiempo juntos, sin “estorbos.”
      • Proverbios 5:18-19 ¡Bendita sea tu fuente! ¡Goza con la esposa de tu juventud! Es una gacela amorosa, es una cervatilla encantadora. ¡Que sus pechos te satisfagan!
      • Sugerencias sobre la cita con su cónyuge:
        • Prográmela y NO dé migajas o sobras de su tiempo a su cónyuge.
        • Salir solos los dos, sin niños.
  3. Devoción continua del uno hacia el otro.
    • El matrimonio será mejor si los dos son devotos el uno al otro.
      • Malaquías  2:16 ¡Pues yo odio el divorcio! —dice el Señor, Dios de Israel—. Divorciarte de tu esposa es abrumarla de crueldad —dice el Señor de los ejércitos celestiales—. Por eso guarda tu corazón; y no le seas infiel a tu esposa. DHH
    • Cuando ocurre un divorcio, un pacto, un acuerdo es violado y roto y Dios odia eso.
      • Marcos 10:9 Por tanto lo que Dios ha unido, que ningún ser humano lo separe.
        • El 45% de personas de 45 años o menos considera que estar casado con la misma persona de por vida, es inútil y no es práctico.
    • Dos decisiones a tomar si quiere mantenerse devote (a) a su cónyuge: Mantenga su promesa, su voto a su cónyuge y no rompa su fe.
      • Malaquías 2:14 Ustedes preguntan: ¿Por qué él no acepta nuestras ofrendas?» Porque el SEÑOR es testigo del pacto matrimonial que cada uno de ustedes hizo con la mujer de su juventud. Pero ustedes la traicionaron aunque era su fiel compañera y esposa legítima. DHH
      • La palabra “divorcio” debe desaparecer del vocabulario de los casados.
      • Rut 2:16-17No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. 17 Donde tú murieres, moriré yo, y allí seré sepultada; así me haga Jehová, y aun me añada, que sólo la muerte hará separación entre nosotras dos.
      • Sólo 1 de cada 105 matrimonios termina en divorcio si la pareja asiste a la iglesia con regularidad.
      • Sólo 1 de 1,155 matrimonios termina en divorcio si los dos asisten a la iglesia regularmente y oran juntos.
Jamás debe olvidarse que familia que ora unida, es combatida pero jamás será vencida.