¿Cuál país será el nuevo campeón mundial de fútbol?

Josué 1:1-9 Después de la muerte de Moisés, siervo del Señor, Dios le dijo a Josué hijo de Nun, asistente de Moisés: «Mi siervo Moisés ha muerto. Por eso tú y todo este pueblo deberán prepararse para cruzar el río Jordán y entrar a la tierra que les daré a ustedes los israelitas. Tal como le prometí a Moisés, yo les entregaré a ustedes todo lugar que toquen sus pies. Su territorio se extenderá desde el desierto hasta el Líbano, y desde el gran río Éufrates, territorio de los hititas, hasta el mar Mediterráneo, que se encuentra al oeste. Durante todos los días de tu vida, nadie será capaz de enfrentarse a ti. Así como estuve con Moisés, también estaré contigo; no te dejaré ni te abandonaré. »Sé fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les prometí a sus antepasados. Solo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te ordenó. No te apartes de ella para nada; solo así tendrás éxito dondequiera que vayas. Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito. Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas». VIDEO

Para “ganar mi campeonato”, para superar el problema, la crisis, hay 4 indicaciones:
  1. Cruzar el río 
  2. Ser fuerte, esforzarme y no temer
  3. Procurar la herencia del pueblo (familia) reclámela
  4. Hacer lo que dice la Escritura (Estrategia)

Para ganar “mi campeonato” debo seguir algunas indicaciones:

  1. Acción, hay que levantarse y no rendirse ni un solo día. (v.2)
  2. Confiar ciegamente en las promesas de Dios y creer  que Él tiene la salida a la situación. (v.3-4)
    • Crea en la solución que Dios tiene. El conoce el tamaño del problema.
    • Josué triunfó, porque  descansó en la fortaleza y promesas del Altísimo.
  3. Creer plenamente que el poder de Dios obrará en mi vida.(5).
    • Josué recibió seguridad de que ningún enemigo quedará en pie.
      • Isaías 41:10-12 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. 11 He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo. 12 Buscarás a los que tienen contienda contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra.
    • Josué recibió seguridad de Dios de que  Él NUNCA se apartaría de su lado.
  4. No puedo ni debo acobardarme y debo esforzarme. (v.6-7 y 9).
    • Esforzarse es hacer algo más, un poco más de lo que se hace usualmente.
    • No renunciaré todavía. Es muy pronto para “tirar la toalla”. Aguantaré un poquito más.
    • Un verdadero valiente sale a flote en medio de la agonía, de la lucha, del problema.
    • Para “ganar mi mundial” (o superar la crisis):
      • Debo decidir qué quiero lograr en la vida.
      • Debo determinar el costo que estoy dispuesto a pagar.
      • Debo trabajar duro un día a la vez.
      • No debo rendirme JAMAS, no debo renunciar a seguir.
      • La fórmula de Dios para triunfar es creer en Él y creerle a Él.
    • Un valiente es aquel que hace lo que tiene que hacer aunque tenga temor.
  5. Debo dedicar tiempo al libreto de jugadas y al manual de las reglas de juego. (v.7-8)
    • Si sigo las indicaciones del manual divino, prosperaré y todo me saldrá bien.
      • Juan 16:33 “Confía en mí porque yo he vencido al mundo.”
      • Romanos 8:37 “…somos más que vencedores.”
      • 2 Corintios 2:14 Más a Dios gracias que me lleva siempre en triunfo.