El cristiano y el día del trabajador

Efesios 6:5-6Esclavos, obedezcan a sus amos terrenales con respeto y temor, y con integridad de corazón, como a Cristo. No lo hagan solo cuando los estén mirando, como los que quieren ganarse el favor humano, sino como esclavos de Cristo, haciendo de todo corazón la voluntad de Dios.” (NVI) VIDEO

65% de los trabajadores en EE UU no están contentos con su trabajo.

Todos los cristianos (usted y yo) somos sacerdotes reales ante Dios.

El Espíritu Santo vive dentro de  nosotros porque somos Su templo.

 Detalles sobre la posición del cristiano y el día del trabajador:

  1. Cada día de trabajo debe verse como un día de servicio a Dios.
  2. Un cristiano debe y puede servir a Dios en el sitio o lugar donde trabaja.
    • Daniel 6:19-22A la mañana siguiente, el rey se levantó apenas salió el sol y se fue para el foso de los leones. Cuando llegó al lugar gritó ¡Daniel! Tú eres servidor del Dios viviente y siempre estás a su servicio. ¿Tu Dios pudo salvarte de los leones? Daniel respondió:¡Viva el rey por siempre! Mi Dios envió a su ángel a cerrar la boca de los leones y no me han hecho nada, porque sabe que soy inocente, y tampoco le he hecho a usted, majestad, ningún mal.”
    • Todo servidor de Dios recibirá tarde o temprano lluvia de bendiciones.
    • Preguntas:
      1. ¿Trato yo de servir CONTINUAMENTE a Dios en el lugar de mi trabajo?
      2. ¿Saben mis compañeros que yo soy seguidor, discípulo y adorador de Jesús?
      3. ¿Me han visto mis amigos y compañeros caminar como un templo del Dios viviente?
      4. ¿He puesto a Dios primero en mi trabajo y hago mi trabajo con alegría?
    • Dios hizo más gente ordinaria que gente extraordinaria.  
      • Dios se goza dando a gente extraordinaria  poderes extraordinarios.
  3. Todos los cristianos en Cristo somos ministros, embajadores de Cristo.
    • La Biblia enseña que no importa descripción o lugar de trabajo. Todo cristiano es un ministro de Dios.
    • Su ministerio es AHORA donde quiera que esté. Ese es su campo de servicio.
      • Jeremías 29: 5-7Construyan casas y habítenlas; planten huertos y coman de su fruto. Cásense, y tengan hijos e hijas; y casen a sus hijos e hijas, para que a su vez ellos les den nietos. Multiplíquense allá, y no disminuyan. Además, busquen el bienestar de la ciudad adonde los he deportado, y pidan al Señor por ella, porque el bienestar de ustedes depende del bienestar de la ciudad.” 
      • Usted y yo somos quienes tenemos el mensaje del cambio, el mensaje de Jesucristo.
      • Su trabajo debe ser visto como un lugar sagrado.
      • Su trabajo debe ser visto como un lugar para servir al Dios Altísimo.
      • Su trabajo debe ser un lugar donde compartir su fe con quienes no conocen de Jesús.