Para que mi matrimonio (mi vida) sea mejor

Filipenses 4:8Por último, hermanos, consideren (piensen) bien todo lo verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio.” VIDEO

Según sean mis pensamientos así será la calidad de mi matrimonio, de mi vida.

Decisiones para que mi matrimonio (mi vida) sea mejor, para cambiar lo negativo en positivo:

  1. Debo amarme a mí mismo(a) y pensar bien de mí mismo(a). “consideren, piensen bien todo lo verdadero…”
    • 1 Pedro 2:9Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios,…”
  2. Demostrar con hechos mi amor a mi esposa (o). “lo honesto, lo justo, lo puro, lo amable, lo digno de admiración, todo lo que sea excelente o merezca elogio…”
    • Abrazarla(o) y decirle “Te amo” y besarse.
    • Elogiarlo(a) en forma espontánea y sincera.
    • Reconocer y festejar las diferencias.
    • Vivir cada día como si fuera el último
    • Escribirse cartas, notitas de amor inesperada
    • Salir juntos, solos siempre que se pueda.
    • Regalarle flores a ella, sin razón alguna.
    • Aceptar y amar a la familia de él o de ella.
    • Ser sinceros al disculparse y ser indulgentes.
    • Recordar el día en que nos enamoramos, y reconstruirlo.
    • Tomarse de las manos y permitir que ella se recueste en mi hombro.
    • Reiterarle públicamente mi amor y compromiso.
    • Evitar los amoríos emocionales
    • Reírse los dos a menudo.
    • Alentar, acariciar sueños grandes, maravillosos.
    • Respetarse el uno al otro y nunca acostarse enojados.
    • Poner a mi pareja primero en mis oraciones.
    • Jamás dejar a Jesús afuera de nuestras vidas.

El matrimonio cristiano es el único donde hay tres personas: la esposa, el esposo y Jesús.