Evitando dañar mi matrimonio (y relaciones) con mi lengua

Proverbios 18:19-21 Más se cierra el hermano (o la esposa o esposo) ofendido que una ciudad amurallada. Los pleitos separan como las rejas de un palacio. Cada uno comerá hasta el cansancio del fruto de sus palabras. La vida y la muerte dependen de la lengua; los que hablan mucho sufrirán las consecuencias”. DHH 

Las peleas verbales, a menudo, son las más difíciles de arreglar. Proverbios 18: 21 En la lengua hay poder de vida y muerte;”…

 Hablar con amabilidad debe ser una habilidad que los casados deben aprender y desarrollar”. (Judy Ford, autora de Every day love).

Tres palabras jamás deben faltar en el trato diario en el hogar: “por favor”, “gracias” y “perdóname”. Proverbios 16:24Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma y medicina para los huesos”.

Algunas expresiones que NO deberían decirse los cónyuges:

Expresiones que ella NO debe decir al esposo: Con mucho cuidado y sabiduría, una esposa debe buscar como edificar a su esposo siempre. La madurez de la mujer es clave para el triunfo o fracaso en un hogar.

  1. Ella NO debe decirle a él: “Es por demás, eres igual a tu padre”
  2. Ella no debe decirle a él que es un inútil y que nunca va a encontrar un buen trabajo.
  3. Ella NO debe decirle a él: “¡Mi mamá me advirtió que harías esto!” No permita que la opinión de otras personas dicte el curso de sus relaciones en su hogar.
    • Proverbios 31:26Abre (ella) su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia hay en su lengua.” RVA
    • Abre (ella) su boca con sabiduría, y hay enseñanza de bondad en su lengua.” BLA
    • Cuando habla (ella), lo hace con sabiduría; cuando instruye, lo hace con amor.” NVI

Expresiones que él NO debe decir a la esposa:

  1. Él NO debe decirle a su esposa: “Si fueras o si cocinaras como mamá…” No compare jamás a su esposa con su mamá. A nadie le gustan las comparaciones.
  2. Él NO debe decirle a su esposa: “Que buenota está tu amiga.” Muchas veces, lo que decimos hiere más que lo que hacemos. Proverbios 18:21En la lengua hay poder de vida o muerte…” Santiago 3: 9 Con la lengua bendecimos a nuestro Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que han sido hechos a la imagen de Dios.
  3. Él NO debe decirle a su esposa: “El partido en TV (u otro evento) es más importante que tú.” Nada ni nadie será jamás más importante que la esposa e hijos que Dios le ha dado.

Para tener una relación larga y fuerte NO debe decir algunas cosas que pudiesen destruirla.

Amar, no es encontrar a la persona perfecta, sino ver perfectamente a esa persona. Autor anónimo.

Su vocabulario cambiará cuando su corazón cambie. Sólo Jesús puede cambiar su corazón.