Entendiendo que la iglesia es mi familia

Mateo 12:50Pues mi hermano, mi hermana y mi madre son los que hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo.Efesios 2:19Por lo tanto, ustedes ya no son extraños ni extranjeros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios,…” NVI Gálatas 3:26pues por la fe en Cristo Jesús todos ustedes son hijos de Dios”. (VIDEO)

La iglesia, como una familia, como un hogar, debe tener los siguientes rasgos:

  1. Debe ser un lugar donde debe encontrarse amor.
    • Juan 13:35En esto conocerán que son mis discípulos, si tienen amor los unos con los otros.
  2. Además de amor, en la iglesia (y en el hogar) se debería encontrar:
    • Actitudes pacíficas.
      • Debe ser un lugar de refugio y de paz.
      • 1 Juan 2:10-11El que ama a los demás, vive bajo la brillante luz de Dios y no causa ningún problema a los de su iglesia. Pero el que odia a otro cristiano, vive en la oscuridad, y no sabe a dónde va, porque la oscuridad lo ha dejado ciego.
      • La iglesia de Jesús NO debe ser un lugar para pelear y ofender verbal y/o físicamente.
    • Acciones pacíficas.
      • Filipenses 2: 3-4no hagan nada por orgullo o sólo por pelear. Al contrario, hagan todo con humildad y vean a los demás como mejores a ustedes mismos. Nadie busque el bien sólo para sí mismo, sino para todos.
  3. Debe ser un lugar para animar, para motivar. (para levantar la autoestima).
    • Efesios 4:29No digan palabras ofensivas o groseras, sino sólo palabras buenas que edifiquen la comunidad y traigan beneficios (estimulo) a quienes las escuchen.
    • Las familias de la iglesia necesitan ser animadas, motivadas.
    • Cuando anima, motiva a un miembro de la iglesia, fortalece su fe.        
    • Tres palabras que funcionan en la iglesia, casa, trabajo y escuela: por favor, gracias, perdóname.
      • 2 Corintios 1:4Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros. Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros.
  4. Debe ser un lugar para nutrirse, para alimentarse.
  5. Debe ser un lugar para compartir.
    • Hebreos 13:15-16Así que ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre. No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque ésos son los sacrificios que agradan a Dios.
    • A Dios le encanta que compartamos con otras personas lo mucho o poco que tengamos.
      • Santiago 2:15-16Supongamos que un hermano o una hermana no tienen con qué vestirse y carecen del alimento diario, y uno de ustedes les dice: Que les vaya bien; abríguense y coman hasta saciarse, pero no les da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá eso?
    • Dios NO demanda que compartamos. Dios espera que, si tenemos y podemos, compartamos.
    • Debemos compartir nuestras oraciones, necesidades y debilidades. Somos una familia en Cristo. Gálatas 6:10Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.
  6. Debe ser un lugar de perdón y sanidad.
    • Marcos 11:26 “…perdonen lo que tengan contra otro, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados.
    • Lucas 4: 18El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos,…
    • Usted (cada cristiano) puede ser un doctor que ayude a sanar ese corazón que sangra. 
    • El perdón tiene dos ángulos: alguien que necesita perdón y alguien que necesita perdonar.
    • La iglesia debería ser un lugar de unidad.

La Primera Iglesia Bautista del Sur (o su iglesia) debería ser:

  1. Un lugar de amor
  2. Un lugar de paz con acciones y actitudes pacíficas.
  3. Un lugar para animar, motivar
  4. Un lugar para alimentarnos de la Palabra
  5. Un lugar para compartir y de unidad
  6. Un lugar de perdón y de sanidad.
  7. Un lugar donde Jesús es Señor y el Espíritu Santo transforma, cambia y restaura vidas.