El fin del mundo: señales (Parte 10)

Isaías 55:6-7Busquen al Señor mientras se deje encontrar, llámenlo mientras esté cercano. Que abandone el malvado su camino, y el perverso sus pensamientos. Que se vuelva al Señor, a nuestro Dios, RESULTADO: que es generoso para perdonar, y de él recibirá misericordia.” (VIDEO)

  1. Apocalipsis 18:5 pues sus pecados se han amontonado hasta el cielo, y de sus injusticias se ha acordado Dios.” Dios recuerda todos los detalles de los malvados que rechazan Su misericordia y Su perdón.
    • Hebreos 10:17Y nunca más me acordaré de sus pecados…” Dios se olvida por completo de los pecados de quienes reciben Su regalo de gracia y misericordia.
  2. Apocalipsis 18:6 Páguenle con la misma moneda; denle el doble de lo que ha cometido y en la misma copa en que ella preparó bebida mézclenle una doble porción.” La copa de maldad que bebieron los babilonios la beberán al máximo, plena de la ira de Dios.
  3. Apocalipsis 18:7 En la medida en que ella se entregó a la vanagloria y al arrogante lujo denle tormento y aflicción; porque en su corazón se jacta: “Estoy sentada como reina; no soy viuda ni sufriré jamás”. Quienes rechazan “beber” la copa de la salvación beberán la copa de la ira de Dios.
    • Salmo 138:6El Señor ocupa el lugar más alto por encima de todos los demás, pero aun así, él nunca abandona a los humildes, más al altivo mira de lejos.” Él siempre sabe lo que hacen los soberbios (altivos) y se mantiene alejado de ellos.
    • Salmo 10:4Los perversos dicen que no hay Dios. No le consultan nada, porque están llenos de soberbia. Dios no cabe dentro de sus planes.” PDPT
    • Proverbios 29:23El orgullo del hombre lo humillará, pero el de espíritu humilde obtendrá honores.
    • Proverbios 16:18Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu.

El juicio de la gran Babilonia incluirá castigo divino al máximo.

  1. Apocalipsis 18:8 Por eso, en un solo día le sobrevendrán sus plagas: pestilencia, aflicción y hambre. Será consumida por el fuego, porque poderoso es el Señor Dios que la juzga.
    • Los adúlteros y fornicarios deberían recordar Hebreos 13:4Honroso sea en todos el lecho matrimonial, sin manilla. Pero a los fornicarios y adúlteros los juzgará Dios.”
  2. Apocalipsis 18:10, 17 y 19
    • v.10 parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!
    • v.17Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas. Y todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se pararon lejos;…
    • v.19Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido desolada!

Las consecuencias de nuestros desvaríos llegarán, sin saber cuándo llegarán y cuán numerosas, prolongadas, dolorosas y numerosas serán.

  1. Apocalipsis 18:9 Cuando los reyes de la tierra que cometieron adulterio con ella y compartieron su lujo vean el humo del fuego que la consume, llorarán de dolor (lamentación) por ella, cuando vean el humo de su incendio,…
    • Llorar o lamentar, es la misma palabra usada en Apocalipsis 1:7 sobre el regreso de Cristo. “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.

En lo práctico, todos, aun en el evangelio, tenemos “un reino” que no queremos entregar.

  1. Apocalipsis 18:10 Aterrorizados al ver semejante castigo, se mantendrán a distancia y gritarán: ¡Ay! ¡Ay de ti, la gran ciudad, Babilonia, ciudad poderosa, porque en una sola hora ha llegado tu juicio!
  2. Aterrorizado: miedo muy intenso. La reacción a estar aterrorizado se aplica también en “cazar”.

Las pérdidas materiales de las naciones serán cuantiosísimas.

  1. Apocalipsis 1811-15 Los comerciantes de la tierra llorarán y harán duelo por ella, porque ya no habrá quien les compre sus mercaderías: artículos de oro, plata, piedras preciosas y perlas; lino fino, púrpura, telas de seda y escarlata; toda clase de maderas de cedro; los más variados objetos, hechos de marfil, de madera preciosa, de bronce, de hierro y de mármol; cargamentos de canela y especias aromáticas; de incienso, mirra y perfumes; de vino y aceite; de harina refinada y trigo; de ganado vacuno y de corderos; de caballos y carruajes; y hasta de seres humanos, vendidos como esclavos. Y dirán: «Se ha apartado de ti el fruto que con toda el alma codiciabas. Has perdido todas tus cosas suntuosas y espléndidas, y nunca las recuperarás. Los comerciantes que vendían estas mercaderías y se habían enriquecido a costa de ella se mantendrán a distancia, aterrorizados al ver semejante castigo. Llorarán y harán lamentación.
  2. Colosenses 3:1-2Puesto que ustedes fueron resucitados con Cristo de la muerte, busquen las cosas del cielo, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios. Concéntrense en las cosas celestiales y no en las terrenales,…” PDPT