Para los que la pasaron “agüitados” (tristes) en navidad

Génesis 37:1-4Habitó Jacob en la tierra donde había morado su padre, en la tierra de Canaán. Esta es la historia de la familia de Jacob: José, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre; e informaba José a su padre la mala fama de ellos. Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores. Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.”

Situaciones a contemplar si, por alguna razón, pasamos tristes la navidad:

  1. El mundo nos ve mal porque las cosas nos van mejor en todo.
    • No se preocupe. Jesús le ama. No se sienta triste. El Espíritu Santo le dará y le da gozo
    • Usted y yo caemos mal a la gente porque:
      • Dios es nuestro Padre.
      • Por venir a la iglesia a adorar a Dios.
      • Porque la angustia NO nos hunde
  2. Dios nunca nos abandona ni nos deja desamparados a sus hijos.
    • Dios le tiene algo mejor que lo que acaba de perder, en el 2017.
  3. Dios prospera y cuida a quien tiene un buen testimonio.
    • Dios siempre honra el buen testimonio.
      • La tentación llegará a todos pero el Espíritu Santo nos ayuda a vencerla.
      • En la tentación el Espíritu Santo nos ayudará a resistir.
      • En la tentación NO ponga atención al enemigo. Cuide sus ojos.
    • En la tentación sea fiel a su esposa(o), a su familia.
    • Como cristianos NO debemos sucumbir a la tentación.
    • En los mejores momentos de su cristianismo, llega la tentación que puede destrozar su testimonio.
    • El cristiano tiene que cuidar su integridad para no manchar su fidelidad
    • El sufrimiento actual puede ser nuestra provisión para el futuro.
  4. Dios usará a otras personas para bendecir a su pueblo. Capítulo 40 de Génesis. Génesis 40: 14 dice “Oye, cuando estés libre, acuérdate de mí, hazme ese favor. Cuéntale al faraón sobre mí para que así yo pueda salir de esta prisión.
  5. Cuando Dios le prospere no se vuelva engreído ni se olvide de donde lo(a) sacó Dios. Salmo 37:11Los mansos heredarán la tierra…”

Hoy, hay una razón para sonreír y alabar a Dios. Las aflicciones son temporales y son anticipo de algo mejor para el cristiano.