En el Matrimonio

Si en el matrimonio somos como los 3 mosqueteros…

Eclesiastés 4:9-12Más valen dos que uno, pues trabajando unidos les va mejor a ambos. 10 Si uno cae, el otro lo levanta. En cambio, al que está solo le va muy mal cuando cae porque no hay quien lo ayude. 11 Si dos se acuestan juntos, se darán calor, pero si alguien duerme solo, no habrá quién lo caliente.12 Uno solo puede ser vencido, pero dos se defienden mejor. Es que la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente.” (PDPT) (VIDEO)

Claves para tener un matrimonio no perfecto pero digno de imitar:

  1. Compromiso férreo, inquebrantable.
    • Compromiso con y para Dios y compromiso del uno hacia el otro.
    • Cuando digo “Te amo”, significa: “estaré siempre a tu lado para protegerte, ayudarte, cuidarte, entenderte, perdonarte, animarte, reconocer tu esfuerzo, agradecerte por todo en mi hogar”.
    • Cuando hay un compromiso, todo matrimonio atravesará triunfante por las tormentas de la vida.
      • Los hijos aprenden de los padres que no “abandonan el barco” cuando llega una tormenta.

Lucas 9:51Cuando se cumplió el tiempo en que él había de ser recibido arriba, afirmó su rostro para ir a Jerusalén.”

Reafirme su compromiso, su pacto con su cónyuge ante

Dios cuantas veces pueda.

  1. La relación de ambos cónyuges con Dios.
    • La relación más importante de los esposos en la vida debe ser con Jesús.
    • Más cerca en nuestra relación con Jesús, más cerca el uno al otro en el matrimonio.
    • El tiempo personal con Dios de cada cónyuge NO debe ser negociable.
  1. Asociación, sociedad, equipo.
    • 1 Pedro 3:7Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.”
    • El marido debe ser considerado.
    • El marido debe ser caballeroso.
    • El marido debe ser un compañero.
    • Ambos deben ser compañeros en el servicio a Dios, en un ministerio.

Dios necesita matrimonios fuertes en las iglesias. Los servidores debemos ser ejemplo a la congregación.

  1. Aceptar que pasaremos por transiciones.
    • Ninguno en un matrimonio y nada en el mundo se mantiene lo mismo
    • Las transiciones, algunas dolorosas, son parte de la vida y hay que enfrentarlas juntos honrando el compromiso hecho.
  2. Intimidad profunda, cercanía inquebrantable
    • La voluntad de Dios es ver a los esposos siempre juntos, cerca uno del otro.
    • En el matrimonio debe recordarse que el cuerpo de ella pertenece a su esposo y viceversa. 1 Corintios 7:3-5
    • Cantares 7:10Soy de mi amado y conmigo tiene su contentamiento.”
    • La convicción de que pase lo que pase, no habrá separación, aumenta la intimidad de una pareja.
    • Cada prueba, lucha, reto, amargura, dolor, frustración, falla es una puerta para perdonar y fortalecer la relación en un matrimonio.
    • Cada matrimonio debería poder decir: “Todo lo que somos o/y tenemos se lo debemos a Dios y lo que nos falta, Él lo suplirá.
    • Todo matrimonio atravesará desiertos, tormentas, huracanes, incendios, pero con Jesús habrá victoria.
    • Isaías 43:2Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán (ahogarán). Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.”
    • Eclesiastés 4:12 “…la cuerda de tres hilos no se rompe pronto…”

No saque a Jesús de su hogar. No se enoje con El. Ore, clame, pida por su matrimonio.

Dejar un comentario