Destrozando las excusas de no hablar de Jesús.

2 Reyes 7:1-9 Dijo entonces Eliseo: Oíd palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a estas horas valdrá una medida de flor de harina un siclo, y dos medidas de cebada un siclo, a la puerta de Samaria.
2 Y un príncipe sobre cuyo brazo el rey se apoyaba, respondió al varón de Dios, y dijo: Si Jehová hiciese ahora ventanas en el cielo, ¿sería esto así? Y él dijo: He aquí tú lo verás con tus ojos, mas no comerás de ello.
3 Había a la entrada de la puerta cuatro hombres leprosos, los cuales dijeron el uno al otro: ¿Para qué nos estamos aquí hasta que muramos?
4 Si tratáremos de entrar en la ciudad, por el hambre que hay en la ciudad moriremos en ella; y si nos quedamos aquí, también moriremos. Vamos, pues, ahora, y pasemos al campamento de los sirios; si ellos nos dieren la vida, viviremos; y si nos dieren la muerte, moriremos.
5 Se levantaron, pues, al anochecer, para ir al campamento de los sirios; y llegando a la entrada del campamento de los sirios, no había allí nadie.
6 Porque Jehová había hecho que en el campamento de los sirios se oyese estruendo de carros, ruido de caballos, y estrépito de gran ejército; y se dijeron unos a otros: He aquí, el rey de Israel ha tomado a sueldo contra nosotros a los reyes de los heteos y a los reyes de los egipcios, para que vengan contra nosotros.
7 Y así se levantaron y huyeron al anochecer, abandonando sus tiendas, sus caballos, sus asnos, y el campamento como estaba; y habían huido para salvar sus vidas.
8 Cuando los leprosos llegaron a la entrada del campamento, entraron en una tienda y comieron y bebieron, y tomaron de allí plata y oro y vestidos, y fueron y lo escondieron; y vueltos, entraron en otra tienda, y de allí también tomaron, y fueron y lo escondieron.
9 Luego se dijeron el uno al otro: No estamos haciendo bien. Hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos; y si esperamos hasta el amanecer, nos alcanzará nuestra maldad. Vamos pues, ahora, entremos y demos la nueva en casa del rey.
Deuteronomio 20:8 “Entonces los oficiales hablarán otra vez al pueblo, y dirán: ‘¿Quién es hombre medroso y de corazón apocado? Que salga y regrese a su casa para que no haga desfallecer el corazón de sus hermanos como desfallece el corazón suyo.

Pusilánime = tímido, falto de ánimo, apocado.

La iglesia de Jesús, y toda persona que se esfuerza, triunfa,
Josué 1:6-9 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.
8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

La iglesia de Jesús debe vivir apasionada por las almas siempre.

Estadísticas que deben motivarle a ser un ganador(a) de almas para Cristo:

Hay más de 20 millones de alcohólicos en EE UU.

1 de cada 4 niños es abusado física o emocionalmente
1 de cada 4 niñas ha sido abusada sexualmente

65% de los jóvenes de edad entre los 13 y 18 años en EE UU ha probado algún tipo de droga.

74% de las personas que asiste a alguna iglesia en la actualidad ha sido adicto a algo.

70% de los pastores tiene muy poco interés ( o no tienen ) en el ministerio tal como se tenía en los primeros años.

30% de la gente dice que la iglesia no ayuda a sus vidas y no tiene nada nuevo o importante que comunicarle.

Observaciones para evitar excusas que evitan hablar del evangelio de Jesús:

1. Siempre habrá palabra de Dios. Confíe en El.
(1) Entonces Eliseo dijo: “Oigan la palabra del SEÑOR. Así dice el SEÑOR:

2. No permitir que la incredulidad y desidia de otros nos contagie.

El trato es entre usted y Dios. Dios demanda fe de mí, de usted, una fe muy personal.

(2)El oficial real en cuyo brazo se apoyaba el rey, respondió al hombre de Dios, y dijo: “Mira, aunque el SEÑOR hiciera ventanas en los cielos, ¿podría suceder tal cosa?” Entonces Eliseo dijo: “Bien, tú lo verás con tus propios ojos, pero no comerás de ello.”

3. La hermosa lección que nos dan los cuatro leprosos.
(3). Había cuatro leprosos a la entrada de la puerta, y se dijeron el uno al otro: “¿Por qué estamos aquí sentados esperando la muerte?
4. Hay que luchar hasta el último instante de nuestra vida.
(4) Si decimos: ‘Vamos ahora a entrar en la ciudad,’ como el hambre está en la ciudad, moriremos allí; y si nos sentamos aquí, también moriremos. Ahora pues, vayamos y pasemos al campamento de los Arameos. Si nos perdonan la vida, viviremos; y si nos matan, pues moriremos
5. Hay que correr riesgos y romper el molde de la rutina.
(5) Los leprosos se levantaron al anochecer para ir al campamento de los Arameos, y cuando llegaron a las afueras del campamento de los Arameos, resultó que no había nadie allí

6. Debemos estar preparados para lo que 2017 nos traiga.
(8) Cuando los leprosos llegaron a las afueras del campamento, entraron en una tienda y comieron y bebieron, y se llevaron de allí plata y oro y ropas, y fueron y lo escondieron; y volvieron y entraron en otra tienda y de allí también se llevaron botín, y fueron y lo escondieron.
7. No olvidar jamás de dónde venimos cuando nos llegue la prosperidad.
(9) Entonces se dijeron el uno al otro: “No estamos haciendo bien. Hoy es día de buenas nuevas, pero nosotros estamos callados; si esperamos hasta la luz de la mañana, nos vendrá castigo. Vamos pues, ahora, y entremos a dar la noticia a la casa del rey.”

2017 es un año para compartir el evangelio de Cristo, sin poner excusas.

Hoy, es el dia de adquirir compromiso con Dios para testificar de Jesús.

Déjese abrazar por Jesús y reciba el regalo del perdón de pecados y una vida cambiada.