¡Ay, el amor!! ¿Amo o sólo digo que amo?

BOSQUEJO Miércoles 3 de Diciembre 2014Agapegf

Mateo 22:34-40 Los fariseos se reunieron al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos. 35 Uno de ellos, *experto en la ley, le tendió una trampa con esta pregunta:
36 —Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?
37 —“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente”[a] —le respondió Jesús—. 38 Éste es el primero y el más importante de los mandamientos. 39 El segundo se parece a éste: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.”[b] 40 De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas

• Los fariseos, líderes religiosos, observaban 163 mandamientos.

• Amar a Dios con medio corazón NO es aceptable. Dios demanda un amor consumidor.

Dos reflexiones sobre el amor:
1a. reflexión: El amor a Dios, mi Creador, dueño del universo.

Debo tener una motivación interna, profunda que me guíe a tener una pasión por Dios.

Mateo 6:21 Donde está tu tesoro allí también estará tu corazón.

Jesús es Salvador y amigo y le visitamos de vez en cuando pero NO es nuestro tesoro.

Pasión, del verbo en latin PATIOR = sufrir, sentir.
Sentimiento, deseo, entusiasmo muy fuerte, necesidad,emoción intensa hacia una persona u objeto.

Salmo 42:1-2 Como el ciervo brama, anhela las corrientes de las aguas, así te anhelo a ti, oh Dios.
2 Tengo sed de Dios, del Dios viviente

Quienes no aman a Dios, caen en dos categorías:
a. Los que necesitan un transplante de corazón.

b. Los que tienen un nuevo corazón pero tienen circulación deficiente.

Jeremías 7:24 Pero mi pueblo no quiso escucharme. Continuaron haciendo lo que querían, siguiendo los tercos deseos de su malvado corazón. Retrocedieron en vez de ir hacia adelante.

Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Ezequiel 36:26-27 pondré en ustedes un corazón nuevo y un espíritu nuevo.

Quitaré de ustedes ese corazón duro como la piedra y les pondré un corazón dócil.

27 Pondré en ustedes mi espíritu, y haré que cumplan mis leyes y decretos.

Hebreos 10:16-17 «Este es el nuevo pacto que hare con mi pueblo en aquel día,dice El Señor.

Pondré mis leyes en su corazón y las escribiré en su mente»

17 Después dice:«Nunca más me acordaré de sus pecados y sus transgresiones

Un nuevo corazón le hará amar, obedecer y agradar a Dios siempre con pasión.

Apocalipsis 2:4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Apocalipsis 2:5 5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras.

Apocalipsis 3:1 Yo conozco tus obras, que tienes nombre, de que vives, y estás muerto.

Apocalipsis 3:3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete.

Santiago 4:8 Acércate a Dios y El se acercará a tí…

¿Qué hago para recuperar mi pasión, mi primer amor al Señor?

1. Adorar y servir al Señor, por y con amor, no por obligación.

2. Apartar tiempo a solas con Dios y Su Palabra.

3. Tener tiempo para compartir, orar y hablar del Señor a familia y amigos.

4. Hacer hoy un compromiso con el Señor para buscar Su rostro.

2a. observación: Mi amor hacia el prójimo.

¿Quién es mi prójimo?: La personas más cerca a mí cada dia

Ejemplos prácticos de los beneficios de amar al prójimo:

Las empresas se beneficiarían si el jefe (a) amara de verdad a sus empleados.

Los matrimonios serían más felices si oyeran y se les demostrara constantemente que se les ama.

Habría niños mas felices si los padres les dijeran y mostraran a menudo que los aman.

Las iglesias estarían mejor si a los miembros se les dijera y mostraran que se les ama.

Dos principios simples que transformarían cualquier relación rápidamente:

1. Cuando se trata de amar, dígalo y que se lo digan.

2. Cuando se trata de amar, demuéstrelo. 1a. Corintios 13:4-7
2.
Un anuncio publicitario decía: “¿Abrazó a sus hijos hoy?”

El amor de Dios es incondicional y no tiene precio.

Amamos a alguien cuando le aceptamos tal como es y no como quisiéramos que fuera.

Muchas personas están hambrientas y desesperadas de cristianos auténticos que les amen.

Oremos para ser cristianos reales auténticos y que podamos amar como Jesús.